Biología, Biología Marina, Heterobranquios / Nudibranquios, Margot Bosch

La realidad de los Nudibranquios

Polycera quadrilineata (Müller, 1776) - Margot Bosch. Nudibranquios

Las comunidades de buceadores y fotógrafos submarinos tienen “nudibranquios” (Cuvier, 1817) como especies de interés.

Las distintas formas y los patrones de coloración hacen de los nudibranquios, modelos de fotografía muy bonitos y especies para ver buceando.

Hasta el momento los buceadores usan el término nudibranquio cómo nombre para designar a todas las especies de babosas de mar o “seaslug”. Se creía que los Nudibranquios eran un orden de los Opistobranquios que se consideraban un superorden de los Gasterópodos. Los nudibranquios estaban divididos en familias según caracteres morfológicos y moleculares.

Una nueva clasificación filogénica de estas especies actualizada por Bouchet et al. (2017) describe nuevos taxones y elimina los tradicionales. Dentro de los Gasterópodos aparece la subclase Heterobranquios (Burmeister, 1837) dónde se encuentra una infraclase Euthyneura, dónde están los Opistobranquios tradicionales y otros. El nombre de nudibranquios aparece como orden dentro de la infraclase Euthyneura en la nueva clasificación con 12 superfamilias, pero no todas las babosas de mar “seaslug” están dentro. Fuera del orden nudibranquio se encuentran géneros como Elysia, Runcina, Haminoea, entre otras típicas especies que los buceadores llaman erróneamente nudibranquios.

Especies que antes se consideraban como nudibranquios se ha confirmado que no lo son taxonómicamente. El término correcto para designar a todas las babosas de mar “seaslug” será Heterobranquios, que engloba a todos los géneros y todas las especies.

Diaphorodoris papillota (Portman & Sandmeier, 1960) - Margot Bosch

Descripción de los Heterobranquios

La morfología básica y conceptos claves de los heterobranquios.

Son especies acuáticas bentónicas con simetría bilateral y aplanadas ventralmente formando un pie. La mayoría de las especies han reducido la concha o la han recubierto con tejido para proteger los órganos internos.

La concha la secreta el manto. Se forma la cavidad del manto que permite la protección de las branquias entre otros órganos excretores y reproductivos (Purchon, 1997). Estas branquias también se pueden encontrar en las ceratas que son secundarias, con coloraciones distintas según su alimento y con formas características de cada especie (Rudman, 1999). La boca se encuentra en la parte anterior del animal con una estructura cartilaginosa, el odontófor que contiene la rádula, parecida a una cinta con dientes (Rudman, 2000).

La rádula es específica según el alimento y esto permite identificar correctamente muchas especies parecida (Ballesteros et al., 2012). Por último, los rinóforos son un órgano olfativo y receptor de sustancias químicas (Rudman, 1999) situado a la parte anterior.

Si crees que este post puede ayudar a alguien, vótalo
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *