Buceo

10 motivos por los que deberías empezar a bucear

10 motivos por los que deberías empezar a bucear

10 motivos por los que deberías empezar a bucear

Durante siglos, respirar bajo el agua fue el sueño de muchos idealistas que ansiaban convertirse en peces para conocer todo lo que se oculta bajo el agua. El océano era visto como un lugar misterioso y un abismo insondable. Pues este anhelo es una realidad hoy en día.

¿Por qué iniciarte en el mundo del buceo? Te damos 10 buenas razones

Gracias al submarinismo, puedes explorar la profundidad marina como nunca antes, y no se trata de un privilegio reservado para unos cuantos. Está al alcance de todos, lo que te incluye a ti. A continuación, te damos diez razones para practicar por las que aprender a bucear con PADI es la caña.

1. Te ayudará a relajarte

La rutina diaria, las presiones en el trabajo, las deudas… Hay muchas cosas que te pueden llenar de estrés. Al sumergirte en el océano, el mundo parece detenerse por un instante y las preocupaciones de la vida diaria parecen más pequeñas. De hecho, te sentirás como si estuvieras en otro planeta, uno más tranquilo que el tuyo, por cierto. No escucharás un ruido que no sea el de tu propia respiración.

2. Llegarás a ser alguien más sociable

Adentrarte en el mundo del submarinismo te permitirá hacer buenos amigos. No te resultará difícil encontrar un grupo de buceo al que puedas unirte. De hecho, puedes comenzar invitar a tus amigos actuales. ¡Lo pasaréis bomba! Compartir una misma pasión es una de las mejores maneras de estrechar lazos.

3. Superarás tus límites

Para aprender a usar el equipo y desarrollar las técnicas necesarias, es muy importante tomar un curso de buceo en una escuela reconocida, como PADI. Una vez que hayas dejado atrás la ansiedad inicial y le hayas perdido el miedo a lo desconocido, te sentirás más seguro de ti mismo, con una autoestima más fuerte. Por eso dicen que este deporte acuático trae beneficios emocionales.

4. Realizarás un ejercicio físico completo

Los deportes acuáticos aportan muchos beneficios para el cuerpo. Entre otros efectos positivos, contribuyen a aumentar la resistencia y tonifican los músculos. Algunas actividades físicas pueden parecer un fastidio, al menos al principio. Con el submarinismo, nunca te sentirás inclinado a decir: “Apaga y vámonos”. Nunca sabrás qué te espera debajo del agua, así que desearás seguir nadando y nadando. Mejor aún, desplazarte por el agua, aunque sea a un ritmo tranquilo, ejercitará prácticamente cada parte de tu cuerpo. Y todo sin necesidad de exponerte a la deshidratación ni a la insolación.

5. Conocerás un mundo nuevo

Los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie del planeta así que hay infinidad de tesoros esperando a que los descubras. Deja de mirar a las estrellas, que todavía hay mucho qué ver en tu propio hogar. Con cada inmersión, podrás ver nuevos animales y plantas marinos. Vienen en todos los tamaños, colores y formas habidos y por haber. Ni la vida entera te alcanzará para conocer todo lo hay bajo el agua.

6. No tendrás que hipotecar tu casa

Hay quienes creen que, para practicar el submarinismo, hace falta estar forrado en plana. Pero nada más lejos de la realidad. En primer lugar, no necesitas hacer una gran inversión para comenzar a bucear. En muchas playas importantes, como las de Barcelona, podrás alquilar el equipo. Pero qué te decimos, compruébalo por tu mismo. Cuando hayas echado a un lado todo recelo sobre este deporte, de seguro querrás ahorrar para comprar tu propia indumentaria, con lo que el gasto será menor.

7. No correrás ningún peligro

Por otro lado, existe la creencia errónea de que el buceo es un deporte extremo, solo para los más audaces. Quizá pienses: «Nadar con tiburones no es lo mío». Pero no hay nada que temer. Existen distintas modalidades de buceo, y en el mundo hay muchas zonas seguras para nadar. Para vencer tus temores, matricúlate en el curso Open Water, impartido por PADI.

8. Incrementarás tus posibilidades cuando salgas de viaje

Si te conviertes en submarinista, tendrás más opciones cuando salgas de vacaciones. Por ejemplo, si visitas la Riviera Maya, podrás ver los vestigios arqueológicos de los mayas y admirarás la belleza de la selva. Al mismo tiempo, podrás hacer de este un viaje de buceo, explorando el Arrecife Mesoamericano y el Museo Subacuático de Arte, en Cancún. Esto mismo aplica para cada lugar que visites.

9. Establecerás un contacto directo con la naturaleza

En tierra firme, no resulta sencillo conocer animales exóticos. Si quieres verlos de cerca, generalmente tendrás que ir a un zoológico. No ocurre así en el caso del buceo. Podrás convivir con pulpos, caballitos de mar, estrellas, tortugas y muchas especies más.

10. Aprenderás a valorar más lo que tienes

Cuando te adentras en el mundo submarino, te vuelves más consciente de la belleza que hay en nuestro planeta y de lo frágiles que son los ecosistemas. Tal vez desees hacer algo para cuidar del planeta. Esta preocupación genuina por otros seres vivos te enriquecerá como persona. Poco a poco, comenzarás a apreciar más lo que tienes.

Cambia tu vida aprendiendo a bucear

El submarinismo es una actividad que te ayudará a sentirte mejor contigo mismo y con el mudo que te rodea, le hará bien a tu salud, te permitirá hacer amigos nuevos y estrechar lazos y ampliará tus horizontes en todo sentido. En pocas palabras, le dará un giro radical a tu vida. ¡A bucear se ha dicho!

Si crees que este post puede ayudar a alguien, vótalo
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *