Buceo

Por qué aprender a bucear…

motivos para bucear

Desde hace unos años, siempre le he recomendado a las personas que bucear es una experiencia de la cual nunca se van arrepentir, de hecho, no conozco la primera persona que no haya salido con algo genial que contarle al mundo y aunque estoy seguro que existen las malas experiencias sé que son muy pocas, pero ¿por qué? ¿Que lo hace tan especial?  Desde la primera vez que pude experimentar la sensación de respirar bajo el agua y sentir esa ingravidez que me mantenía encima de los corales como si estuviese volando y observarlos como un ave nos observa a nosotros, me preguntaba si estaba nadando o estaba volando.

En realidad, era INCREIBLE, aquella vez salí con una sonrisa absorta en todo lo que había vivido en esos escasos 40 minutos, digo escasos por que sentí que fueron 5 minutos y lamentaba el hecho que ya se hubieran terminado, eso sí tenía la mayor convicción de volverlo a hacer y así poco a poco fui descubriendo el por qué para mi estar bajo el agua era la mejor sensación que podría experimentar.

En un principio lo veía como esa experiencia la cual me llenaba como ninguna otra y lo hacía de una manera un tanto tonta diría yo, viajaba al mar a bucear pero no había entendido la necesidad de certificarme como buzo, lo veía como algo innecesario, igual lo podía hacer sin tanto requisito, haciendo mini cursos de buceo, bautismos o DSD como se le dice en diferentes partes del mundo, tanto que hice unas mal contadas 20 inmersiones sin haber siquiera cursado un open water course, lo que en mi opinión hoy en día fue un gran despilfarro de dinero; inmersiones que con el tiempo me pesaron por que deje de disfrutar lugares increíbles por no haber realizado un curso, por las limitaciones que tienes al no tener un carnet que te certifique como buceador, entre ellas la profundidad y la libertad de poder hacerlo solo y poder explorar sin tener por decirlo de alguna manera ese instructor policía que te limita a disfrutar las cosas como realmente se deben disfrutar. Me perdí de inmersiones en los mejores spots en la isla de Cozumel México o me perdí la oportunidad de ver tiburones más grandes en la isla de Providencia en Colombia, aun así, para mi seguía resultando algo increíble y fascinante esa sensación de volar bajito.

Un día de tanto ver el video del DSD y de hacer el ejercicio de cómo sacarle agua a la máscara, (el cual para mí era obligatorio pero innecesario porque lo aprendí desde la primera inmersión), decidí hacer mi primer curso de buceo, el open water. Debo reconocer que no es el curso más divertido, (siendo muy divertido) debido a la gran cantidad de información y ejercicios en la que debes ocuparte, pero sin duda es el que te marca como buceador y te abre las puertas a este maravilloso mundo.

Aprendí que el mundo marino iba más allá de lo que había podido experimentar se abrió para mí un abanico de posibilidades en donde pude encontrar maneras diferentes de disfrutar la experiencia, pude ver más colores, pude ir más profundo, pude explorar un barco hundido, tenía posibilidades que parecían infinitas para seguir descubriendo el mar gracias a mi nueva certificación y que pretendía sacarle todo el provecho posible. Al día de hoy y después de un largo recorrido sigo encontrando en el buceo esa misma sensación sumándole una gran paz, en el momento que pude bucear de manera autónoma descubrí que no sólo era como estar volando, sino que involucraba además un millar de sensaciones donde podía sentir una paz increíble, paz que en la superficie y en el caos de la cotidianidad de la ciudad queda relegada a muy pocos momentos.

Hacer el curso de open water definitivamente fue una de las mejores decisiones de mi vida, y aunque en ese momento no sabía que me convertiría en un Divemaster sabía que lo que me había ofrecido el mar en ese momento era tan grande que lo iba a seguir haciendo de por vida, por eso y por tan grandes momentos de introspección que he tenido en mis inmersiones en donde he podido comprenderme y seguir creciendo como una mejor persona, le seguiré contando a las personas lo grandioso que es el buceo, motivándoles a que se animen y sin pensarlo tanto tomen su primer CURSO DE BUCEO.

14 comentarios en “Por qué aprender a bucear…

  1. Sebastian dice:

    Excelente Juanma!

    1. Rosa 🌹 dice:

      A mi me encanta bucear pero bueno o lo hago profesionalmente como tú juanito ,ojalá algún día vengas a Valencia España , sería guay poder aprender a bucear con vos. 😘 y que sigan los 🙌

  2. Miguel dice:

    Sigue así!!!!! El buceo es la mejor manera que las personas descubran lo hermosos que es el océano, que admiren su imensidad y entiendan la necesidad de cuidarlos!!! Espero que tu historia motive a muchos más a seguir tus pasos!!!

  3. Vanessa Gonzalez dice:

    Uffff que nota, te conecta de una manera impresionante a esa buena vibra que tiene y su pasión por este mundo es contagiosa.

  4. Carolina dice:

    Dan ganas de dejar los miedos a un lado y meterse de lleno en el tema!!

  5. andres Castiblanco dice:

    Hacer el open water me abrió la posibilidad de ver un mundo diferente, un mundo nuevo y maravilloso, mi parche del Open water fue lo máximo.🌊🏊‍♂️. por eso siempre recomiendo hacer buceo, para ver la diversidad de este mundo 🌎

  6. ERIKA dice:

    Así es… Es una experiencia Increíble… Nada se compara con esa mágica sensación de sumergirse en lo profundo del mar, experimentar tanta paz y observar tanta belleza… Es una meditación!!!
    Súper cool!!!
    Muy motivador ⭐⭐⭐⭐⭐

  7. Catalina giraldo dice:

    Me encanta, que maravillosa experiencia, gracias por compartirla, desearía algún ndis poder disfrutar de tanta belleza.

  8. camilo yepes dice:

    mi historia comenzó en san andres, yo siempre que iba hacia snorkel y yo era feliz pero queria mas, en algunas ocasiones vi buzos bajo de mi y veiñia sus burbujas y yo quede fascinado y dije como sera estar ahi debajo, ver las cosas desde mas cerca, ver desde otro angulo, ver cosas nuevas, un dia de tantos tuve la oportunidad de hacer mi primera inmersión de minicurso y aprendi lo basico, tuve un poco de susto en el mar, pero eso poco a poco se fue yendo y llego otro sentimiento indescriptible, me senti tan comodo en el agua que cuando sali queria mas, en otros viajes hice lo mismo y junte 4 inmersiónes de minicurso y decidi certificarme, hice mi open water y me enamore mas de esto, las skills que aprendi y al ver todo lo que habia por delante, decidi continuar con avanzado y aqui estamos, poco a poco aprendiendo mas sobre esto y cada vez mas enamorado del buceo, Es indescriptible la sensación de ingravidez y libertad que sientes al estar bajo el agua respirando con un equipo autonomo y el relajarse viendo tu entorno y escuchar las burbujas salir del regulador.
    Esto se debe vivir asi sea una vez en la vida.

  9. Yuyu dice:

    La verdad decidir hacer el curso de open es la mejor decisión que pueda tomar cualquier amante de la tranquilidad y las nuevas experiencias.
    El fondo del mar tiene una magia única que solo el que la vive es capaz de sentir, aunque para mi es imposible de explicar

  10. Laura L dice:

    Como olvidar mi primera inmersión. Desde el primer segundo supe que era solo el inicio y una de las muchas de mi vida.
    Sin duda alguna es una experiencia que todo el mundo debería vivir; dejarse seducir por la diversidad que el fondo del mar ofrece, sentir la ingravidez, tranquilidad, y las múltiples sensaciones que acompañan al bucear.

  11. Laura L dice:

    Como olvidar mi primera inmersión. Desde el primer segundo supe que era solo el inicio y la primera de muchas.
    Sin duda alguna es un experiencia que todos deberían vivir; dejarse seducir por la diversidad que el fondo del mar ofrece, sentir la ingravidez, tranquilidad y las infinitas sensaciones que acompañan al buceo.

  12. Juliana Valencia dice:

    Juan, mucha gracias por crear consciencia sobre la importancia de los cursos, hasta ahora no veía la necesidad de tomarlos porque aunque me encanta solo lo hago como hobbie. ¡A por ellos!

  13. Juliana dice:

    Juan, muchas gracias por crear consciencia sobre la importancia de los cursos. Hasta ahora lo he hecho solo como un hobbie, pero no quisiera perderme oportunidades cómo te pasó a ti.
    ¡A por ellos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *