Buceo, Cursos de buceo, Equipo de buceo

Lo más difícil del buceo y de aprender a bucear

Como ya sabrás, el buceo es un deporte que puede hacer casi cualquiera, a menos que tengas algún problema físico que te lo impida. Requiere de calma, práctica, ganas de aprender y sobre todo técnica. No obstante, algunas cosas son más complicadas que otras, como en cualquier cosa que hagas. Si bien en un curso de PADI Open Water te pueden enseñar las bases, temas de flotabilidad, como usar el equipo de buceo bajo el agua y otros elementos esenciales para tu aventura, éstos requerirán paciencia y práctica para poderlos perfeccionar.

Entonces, en respuesta a la pregunta de “qué es lo más difícil del buceo”, sólo te podemos decir que dependerá de tu nivel y tus capacidades de aprender. No obstante, hay una cosa que va por encima de todo y que te ayudará mucho a seguir formándote y avanzar en este mundo. Esto es mantener la calma en todo momento y estar relajado o relajada

Seguramente ya te lo imaginas, pero el buceo recreativo no tiene nada que sea extremadamente complicado, ya que está diseñado para ser accesible por todo el mundo. Aún así, controlar la flotabilidad o el consumo del aire puede resultar retante. Si, en cambio, hablamos del buceo técnico o buceo profesional, entramos en un conjunto de retos muy diferentes. Allí dependerá de la especialidad y de tu experiencia. 

Entonces, ¿en qué cosas te tienes que fijar para que todo sea más fácil?

1. Flotabilidad

La flotabilidad positiva, negativa y neutra se enseñan en el curso de PADI Open Water Diver, pero se sigue trabajando en el Advanced Open Water y de una manera más latente en todos los cursos posteriores. Se trata de usar tu chaleco para poder mantenerse en la misma profundidad sin tener que realizar grandes esfuerzos aleteando. Además, te podemos asegurar que esto es algo que incluso un buceador profesional sigue perfeccionando a lo largo de su carrera.

2. Consumo de aire

La idea es poder reducir al mínimo la cantidad de aire que consumes en cada inmersión para poder estar más tiempo bajo el agua sin comprometer tu salud. Esto se consigue por un lado con un buen equipo, pero también con mucha práctica. En cada inmersión tendrás que controlar tu respiración y mirar de no hacer movimientos innecesarios o esfuerzos que podrías evitar, ya que estos hacen que consumas más oxígeno y por tanto tengas que respirar más rápido. Un ejemplo de ello podría ser la falta de un control óptimo sobre tu flotabilidad. Requerirá gastar más aire al inflar y desinflar el chaleco y además necesitarás aletear más para mantener la misma profundidad todo el tiempo. Recuerda lo que hemos dicho antes, el buceo es un deporte donde se premia la tranquilidad y la cabeza fría.

3. Ponerse demasiados objetivos

Entendemos que quieras aprender a bucear lo más rápido posible y poder seguir con los diferentes cursos de buceo, pero centrarse en demasiadas cosas a la vez puede ser perjudicial para tu aprendizaje. Primero llega a sentirte cómodo con el equipo y el entorno en las primeras inmersiones, después empieza a trabajar la flotabilidad, después la respiración y ves aumentando tus “deberes” poco a poco. De esta manera podrás aprender a bucear de una manera mucho más rápida y eficiente.

4. Compensar a tiempo

Otro de los elementos importantes y que a veces cuestan. Existen mitos de que tienes que sentir dolor en los oídos y que es la señal para compensar, pero nada más lejos de la realidad. Deberías compensar cómodamente cada medio metro mientras bajas. Sobre todo en los 10 primeros metros, que son los más importantes. Tener demasiada confianza y seguir bajando aunque no hayas compensado bien te puede llevar a problemas, irritaciones de oídos y un largo etcétera. Recuerda, mucha calma, paciencia y hacer las cosas bien. 

 


 

Para nosotros estas son las claves para que tu experiencia de empezar a bucear sea la mejor. Aun así, tal y como decíamos antes, el mundo del buceo es uno que te reta cada día y te obliga a seguir practicando y aprendiendo incluso si tienes un título de buceador profesional. En gran parte por eso es tan interesante y dinámico.

Ya sea que busques un curso de buceo profesional o buscando el centro de buceo donde hacer la teoría online y las inmersiones para tu curso PADI Open Water, te invitamos a mirar nuestro catálogo de cursos. Allí encontrarás de todo y para todos los niveles. Y, si no lo haces, contáctanos y te asesoraremos lo mejor que podamos!

Volver al Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.